lunes, 29 de junio de 2009

Dulce absolución

Me ducho con fuerza mientras lloro, tal vez porque pienso que así limpio mi alma. Llantos y lágrimas amortiguados, disimulados por el sonido del agua. Pecados enjabonados con alguna clase de champú perfumado.
Nunca pensé que solo así me acostaría a tu lado.
Nunca pensé que algo tan sucio podría oler de forma tan dulce.

martes, 23 de junio de 2009

Nosotros somos "Tú y Yo"

Las relaciones son como el software, si no las actualizas se acaban quedando obsoletas. Ahora sé que no existe el amor romántico que nos venden, en el que dos personas son una, en el que el amor perdura eternamente...que gran mentira...ahora sé que el amor es respetar la singularidad de cada uno, dejar que el otro cumpla sus deseos y brille por si solo, que el nosotros sea un NO-SOMOS-OTROS, SOMOS TÚ Y YO.

Be water my friend

Cada día me levanto y siento que se me escapa la vida como se escapa el agua entre mis manos antes de saciar mi sed. Pienso en el día de mi muerte y me pregunto ¿Cómo te lo has pasado?, hasta que no conteste "Tan bien como yo he querido" no descansaré.

jueves, 4 de junio de 2009

Civil War

Alguien silba, es una de esas melodías que no te hacen pensar en nada, simplemente las oyes y las sigues como si te imnotizaran, como hacía un flautista en no sé que cuento. No sabes muy bien por qué, pero de alguna manera crees que mientras alguien silbe aún hay esperanzas de volver a casa.
Dicen que lo tenemos que hacer por los que ya no están ó bien por los que vendrán, ¡que más da!, es la guerra. Hay hombres que vomitan de miedo, hay cuerpos de hijos muertos abandonados, hay personas buscando sus brazos por el suelo, he visto ancianos implorando misericordia por los suyos, he enloquecido con miradas de niños que preguntan ¿por qué?, incluso sé a qué huele la carne quemada.
Cada día pienso en arrancarme la corteza de mi cerebro para poder dormir aunque solo sea una noche más. Grito y lloro al ver en lo que nos hemos convertido, hermanos de sangre matándose entre sí.
El cielo llora mientras escribo sobre el barro "yo no necesito una guerra". Ya nadie silba solo oigo muerte.